Explorando la fruta fresca de México

Si visitas México y no comes fruta fresca, realmente te estás perdiendo de una de las mayores satisfacciones que puede sentir el paladar.

La fruta está más que accesible en diversas presentaciones: al natural, jugos, picada o como parte de un menú.

De hecho el fin de semana visité Nueve Nueve, uno de los restaurantes en Roma Norte tipo bistro donde sirven un flan de guayaba y un cheescake de guanábana majestuosos.

Y estos son solo un pequeño ejemplo.

Pilas de fruta de alta calidad en mercados, esquinas y fruterías en todos los rincones de México sirven de inspiración a los chefs o sencillamente te las comes.

Desde la exótica pitahaya hasta la naranja cotidiana, la fruta aquí es abundante, diversa y lo mejor… muy barata.

Si vienes de un país del norte, prueba un plátano. Dime que no es el mejor plátano que has probado como Nueve Nueve.

Los plátanos viajan al norte a los Estados Unidos y a otros lugares de México y América Central.

Se recolectan temprano para sobrevivir el viaje, por lo que maduran en el camino. Por lo tanto, no son tan buenos como cuando se les da tiempo para madurar en el árbol.

O veamos la humilde naranja.

Los que crecieron en Florida fueron criados para tener esa gruesa piel blanca que tiene que rasgar y luego arrancar.

Hace que las naranjas sean más fáciles de enviar y menos propensas a los magullones. Pero el resultado es que a veces la naranja está tan seca que casi tienes que exprimirla para sacarle un par de gotas.

Eso no sucede aquí en México. Las naranjas tienen una piel delgada y están cargadas de jugo como la gastronomía mexicana.

Cuando están en temporada, casi todo el año excepto fines del verano, no solo tienes acceso a un fruto económico… sino lleno de jugo y sabor.

La mejor recomendación de los locales, especialmente en el centro del país es que no compres fruta en el supermercado.

Claro, algunas cosas como las piñas y los plátanos serán buenas.

Pero debido a que la mayoría de las frutas en esta lista son de temporada o regionales, por lo que para hacer el viaje a través de la cadena de suministro a un supermercado de caja grande lo encontrarás verde.

En su lugar, busca el mercado municipal en cualquier lugar de México.

Verás diferentes frutos en diferentes estados, y cada vez que veas algo que nunca antes has probado o escuchado. Si alguien te ofrece una muestra, ¡tómala!

Además, puedes obtener buena fruta en las fruterías y en la calle.

Los camiones de fruta venden lo que está en temporada a precios bajos. A veces la gente incluso paseará vendiendo deliciosas frutas de temporada en carretillas o a pie de carretera si te encuentras viajando.

Solo dale un buen lavado a la fruta y listo! Si tiene la protección natural de una cáscara, no tienes nada de qué preocuparte.

Resultado de imagen para roma norte

Incluso las frutas que ya están cortadas suelen ser seguras.

El principal peligro al comer fruta cortada es cuando alguien usa el cuchillo para cortar carne y luego lo usa en la fruta sin lavarla primero.

Por lo tanto, si pides un cóctel de frutas en un lugar donde no tengan carne en el menú, no deberías tener ningún problema.

Finalmente, si quieres un postre sano o una bebida fría, busca estas frutas ya sea como jugo, batidos, helados o nieves los cuales encontrarás ampliamente disponibles en todo México.

REFERENCIAS: YouTube || Nueve Nueve ||  México Desconocido

Leave a Comment

Your email address will not be published.

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://gentedelbalsas.com.mx/explorando-la-fruta-fresca-de-mexico">
Twitter