Opciones alternativas de tratamiento para la recuperación de heridas

La cicatrización de heridas tradicional consiste en usar gasas, pelusas, tiritas y guata para prevenir el sangrado, absorber líquidos y proteger el área afectada de la exposición a elementos dañinos.

Esta opción de tratamiento ha sido confiable durante siglos para realizarse desde el hogar o bien en una clínica de cuidado de heridas en donde se sigue teniendo prioridad como una opción inmediata y efectiva en caso de accidente.

Pero la curación de heridas es compleja y ocurre en fases: la fase inflamatoria, la fase proliferativa y la fase de maduración.

Con las complejidades del proceso, las rutas alternativas al tratamiento pueden ser considerables.

A continuación, enumeramos algunas opciones de tratamiento poco comunes para la curación de heridas.

Sin embargo, antes de comprometerte con otra opción, es importante discutirlo con tu médico y conocer los posibles riesgos y efectos secundarios.

Resultado de imagen para cuidado de heridas

a) Oxigenoterapia hiperbárica

La terapia de oxígeno hiperbárico es una opción de tratamiento que expone al cuerpo al 100% de oxígeno en un entorno presurizado.

Cuando más oxígeno ingresa al torrente sanguíneo, mejora la función del tejido y puede conducir a una mayor curación.

El tratamiento se realiza en una cámara de oxígeno hiperbárico, que es un tipo especial de habitación que suministra oxígeno al 100 por ciento a presión elevada.

Debido a que las heridas necesitan oxígeno durante el proceso de curación, la terapia con oxígeno hiperbárico puede ser una opción efectiva para acelerar la recuperación.

Aquellos que buscan este tipo de tratamiento generalmente tienen una herida por quemaduras por radiación, otros tipos de quemaduras o una lesión o dolencia relacionada con la diabetes.

La oxigenoterapia hiperbárica se realiza en una cámara de oxígeno y la oxigenoterapia hiperbárica en una cámara de oxígeno.

Definitivamente si buscas este tipo de opción, además de consultarlo con tu médico, deberás encontrá una clínica especializada que ofrezca esta alternativa.

b) Acupuntura

Al igual que el tratamiento tradicional de heridas, la acupuntura es un concepto que existe desde hace mucho tiempo.

Consiste en insertar agujas finas en la piel en puntos específicos del cuerpo con la intención de reducir el dolor, equilibrar el cuerpo y promover la curación.

La acupuntura puede mejorar el flujo de sangre al tejido dañado y, en última instancia, ayuda al proceso de curación de la herida.

Encontrar a un buen acupunturista es la clave al usar esta alternativa además de hablarlo con tu médico

c) Confiando en lo probado y verdadero

Los productos básicos tradicionales utilizados para la curación de heridas siguen siendo altamente confiables hasta el día de hoy.

Contar con productos de calidad en cuanto a gasas, yesos y otros apósitos comunes para lesiones, así como otras opciones avanzadas como láminas de gel, vendajes de espuma impermeables y más es lo recomendable.

Si te encuentras en una clínica para el  cuidado de heridas observarás que se aplican diferentes productos que se adaptan específicamente a tu dolencia.

Cuando estés en casa, contarás con productos diarios así como la guía por parte de tu médico de cómo continuar sanando en la comodidad de tu hogar.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://gentedelbalsas.com.mx/opciones-alternativas-de-tratamiento-para-la-recuperacion-de-heridas">
Twitter